La ministra de Educación defiende reabrir las clases en junio por su “valor terapéutico y emocional” para los padres de los alumnos


“Están agotados, llevan más de dos meses metidos en casa y necesitan que les demos un respiro”, anunciaba la ministra de Educación esta mañana en rueda de prensa. “Son personas que necesitan salir, relacionarse y gastar toda la energía que tienen dentro”, afirmaba la ministra antes de aclarar que no se refería a los alumnos sino a sus padres. Preguntada por los posibles beneficios de volver a las aulas para los estudiantes, la ministra le ha quitado hierro al asunto.

“¿Los niños? No, por ellos no os preocupéis hombre. Están perfectamente. Los niños aprenden rápido y se adaptan a todo, son como esponjas, ¿no? Lo importante es que sus padres puedan recuperar el ánimo lo antes posible y estando todo el día en casa con sus hijos es difícil, eso no lo aguanta nadie vamos… Que sus hijos vuelvan a clase va a ser un subidón para ellos”

A la pregunta de un periodista de si había preguntado a los docentes su opinión sobre la medida, la ministra ha sido clara. “¿Preguntarles? No es necesario, mis profes son muy echaos pa´lante y seguro que les parece genial hacer un esfuercito extra, ¿a que sí campeones?” ha concluido la ministra mirando fijamente a cámara.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *